Fin de semana en Saint Augustine

La ciudad de Saint Augustine, en la Florida, es considerada la ciudad más vieja de los Estados Unidos. En marzo la visité por tercera vez junto con mi esposo y nuestro bebé Gabriel. Queríamos cambiar un poco de ambiente así que planeamos un viaje corto (de viernes a domingo) para aprovechar y hacer un primer viaje con el bebé.

Ese viernes salimos alrededor de las 9 am y nos paramos en un restaurante Cracker Barrell, que son una cadena de restaurantes en las salidas de las autopistas donde sirven comida “comfort” y desayuno todo el día. En la entrada tienen una tiendecita con muchísimas cosas curiosas que a mí me encantan!

Unas cuantas horas después, cuando ya íbamos llegando a St. Augustine, hicimos una parada en la ciudad de Palm Coast, donde vive una gran comunidad de portugueses, para almorzar en un restaurante de comida portuguesa llamado Portugal Wine and Grill y que mi esposo ya conocía. Pedimos  cada uno su respectivo plato de bacalao (¡que delicia!) y de postre ellos tienen los famosos “pasteles de nata” pero ese día no habían por lo que pedimos a cambio un postre muy bueno y sencillo (y no tan dulce) llamado “Serradura” (crema  de leche con galletitas machucadas).

Finalmente llegamos a St. Augustine, muertos del cansancio, dimos una vuelta en carro  y nos regresamos al hotel a descansar para así tener energías para el día siguiente.

El sábado en la mañana, después de hacer un research en TripAdvisor, decidimos desayunar en un restaurante llamado Maple Street Biscuit Company que de verdad les recomiendo que vayan! Lo que más nos sorprendió fue un biscuit con pollo frito, pepper jelly y queso de cabra que pidió mi esposo (¡D-I-O-S M-I-O!). Estaba tan bueno que fuimos de nuevo al día siguiente para pedirlo pero los domingos están cerrados :(.

Caminamos y llegamos hasta la famosa Saint George Street, una calle en el “Old town” de St. Augustine, sumamente pintoresca y bonita pues esta llena de tiendecitas y restaurancitos. La recorrimos hasta llegar a la Catedral de St. Augustine y luego visitamos el Castillo de San Marcos. Después almorzamos en el famoso restaurante Columbia y finalmente conocimos la Oldest Wooden School in the US, una casita de madera donde niños del pueblo tomaban clases en el siglo XVIII, y con un jardincito mágico, ideal para sentarse a conversar y tomarse fotos.

Después de haber hecho todo esto todavía era de día por lo que decidimos ir a conocer el museo de Ripley’s Believe it or not en donde vimos muchísimas cosas locas y curiosidades (como el vestido más caro de la historia, vale ¡un millón de dólares!). Este fue el vestido que usó Marilyn Monroe en una fiesta de cumpleaños del Presidente Kennedy.

Con esto concluyó nuestro primer día en St. Augustine.

El domingo, como no queríamos regresar muy tarde a Miami, decidimos solamente ir al Potter’s Wax Museum (el primer museo de cera de los Estados Unidos) donde nos divertimos muchísimo viendo todas las figuras de personas famosas. Empezamos a manejar de regreso e hicimos una última parada en la Capilla de Nuestra Señora de La Leche y Buen Parto (Our Lady of the Milk and Happy Delivery), para aprovechar y dar gracias por haber tenido a Gabriel con un embarazo y parto sin contratiempos.

Nos faltaron varios lugares por visitar y cosas por hacer (como ir al Lighthouse de St. Augustine y hacer un Ghost Tour), pero como dicen: ¡hay que dejar algo para la próxima!

Photo May 05, 8 00 48 PMGabriel embelesado viendo los murales de la Catedral de St. Augustine

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s