Buscando un “daycare” para Gabriel

Tengo la dicha de trabajar desde mi casa, pero con el bebé cada vez mas activo se me dificulta concentrarme y ser productiva. Por esta y otras razones (desarrollo de habilidades nuevas, socialización con otros niños de su edad y para que realice actividades en donde use toda la energía que tiene jeje!), mi esposo y yo decidimos inscribir en un “daycare” a Gabriel.

Durante el mes de agosto tomamos dos viernes para hacer un recorrido por varios daycares en el Doral (la oferta en esa ciudad es bastante amplia!) y vimos un total de 6 daycares. Vimos lugares con mas de 150 niños inscritos versus lugares con menos de 30 niños. Otros que son mas bien centros de enseñanza y con métodos sumamente innovadores (como la metodología Reggio Emilia). Algunos que quedan cerca de nuestra casa y otros un poco mas lejos. Unos con una mensualidad mas cara que un colegio privado y otros con opciones mas económicas. Es resumen: vimos de todo!

Para ayudar a la toma de decisión fui apuntando los pros y los contras, lo que nos gustó y lo que no nos gustó de cada daycare, en una libreta que tengo para todo lo relacionado a Gabriel.

Durante todo el proceso y cada vez que conocíamos un daycare nuevo cambiábamos de idea, hasta que finalmente nos decidimos por uno que nos convenció por completo y aquí las razones:

-La directora, quien nos dió el tour, nos inspiró mucha confianza y nos explicó todo de manera muy detallada (algo que en los demás lugares que visitamos no hicieron).

-Ellos son calificados como un centro de enseñanza (pre-school) y por ende las profesoras tienen que cumplir con un requisito de educación y preparación para poder trabajar ahí.

-Hasta los 2 años le hablan a los niños en español para que afiancen mejor ese idioma.

-Los niños tienen que usar uniforme. Esto para mi es un plus pues así no tengo que pensar cada día en cual ropa le voy a poner.

-El lugar es pequeño, pero para nosotros esto es algo bueno pues sentimos que tienen mejor control de los niños.

-Y dos de los puntos mas importantes: nos queda super cerca y la mensualidad se ajusta a nuestro presupuesto!

Ya inscribimos a Gabriel en este colegio y empieza en Octubre. El primer mes va a ser de transición, empezando a dejarlo una hora el primer día y luego aumentando media hora cada día hasta cumplir un horario de 9 am-12:30 pm. Estoy muy emocionada y asustada a la vez, pero en el fondo siento que todo va a salir bien y que esto le va a traer muchos beneficios para su desarrollo y crecimiento.

Estoy disfrutando al máximo cada una de las etapas de Gabriel, me causa tanta ilusión cada cosa nueva que hacemos con él :).

La vida es bella!

Mi esposo y yo de camino a visitar el primer daycare :).

Besos,

Ana C.